La Asociación de la Prensa de Madrid (APM) ha recibido una denuncia de un grupo de trabajadores de Intereconomía en la que afirman que la empresa debe, desde hace casi un año, varios meses de salario (hasta siete en varios casos) y las indemnizaciones por despido a decenas de trabajadores y extrabajadores.

Este grupo, entre los que se encuentran asociados de la APM, indica que las demandas presentadas por impago contra Intereconomía no van a poder ser resueltas hasta mediados de 2014, o incluso 2015, fechas de los juicios correspondientes.

Ante esta situación, la APM insta a los responsables de Intereconomía a que abonen los salarios atrasados y las indemnizaciones por despido, cuyo impago supone un grave quebranto económico a los trabajadores y a sus familias.

La APM pone a disposición de los trabajadores de Intereconomía asociados sus servicios jurídicos, que pueden consultar de forma gratuita.

La APM rechaza que la actual crisis financiera de los medios sirva de pretexto para dejar de pagar las nóminas y hurtar las indemnizaciones que marca la ley, comportamientos que son contrarios a los principios éticos y deontológicos que rigen el periodismo.

* Comunicado oficial de la Asociación de la Prensa de Madrid sobre la situación de impagos a trabajadores y extrabajadores del Grupo Intereconomía. 

Intereconomía ha concretado en los últimos días un nuevo asalto a sus ex empleados -además de a la legalidad vigente- al plantearles una quita del 20% de lo adeudado (también aplicable a las indemnizaciones por despido) a cambio de cobrar dichas cantidades antes de que termine el mes de noviembre… Eso sí: sin ninguna garantía de pago.

La aceptación de la oferta, realizada Juan Andrés Corrochano, director General Financiero de Intereconomía, estaría vinculada a renunciar por escrito a reclamar judicialmente ese 20% en un futuro, así como a poner fin a cualquier acción legal en curso para reclamar las cantidades adeudadas, en algunos casos más de siete nóminas. Eso sí, la empresa no ofrece ningún compromiso de pago más allá de su palabra, aunque matiza que éste se realizará mediante transferencia o cheque una vez que haya dinero.

¿De dónde va a sacar Intereconomía el dinero para hacer frente a los pagos?

Corrochano ha comunicado a los exempleados que en los últimos días han desfilado por los despachos de la calle Fortuny  que esta oferta está vinculada a la venta del 25% que posee en NET TV. Dicha oferta, según el director general financiero, se firmaría ante notario el martes 12 de noviembre, salvo cambios en las condiciones. La operación, valorada en más de 10 millones de euros según Corrochano, se llevaría a cabo en tres pagos: la próxima semana, a principios de enero y el último en el mes de junio. También ha comunicado que en junio pasará a liquidarse Intereconomía, la sociedad.

El grupo de comunicación todavía presidido por Julio Ariza opta por la fórmula de las quitas, la misma que se aplicó a los afectados por las participaciones preferentes, a los que tantos especiales dedicó Intereconomía TV. Casualmente en todos ellos aparecía como invitado Miguel Durán, que se refería a este particular como “estafa de los bancos” en su web.

http://miguelduran.com/participaciones-preferentes/

Y puestos a revisar webs, esto es lo que hemos encontrado en la de Luis Sans, CEO de Intereconomía y responsable –junto a Julio Ariza- de la situación actual de la empresa:

“Julio Ariza, empresario de referencia bajo los principios de la familia, la vida y la libertad, supo ver, en Luis Sans Huecas, al hombre clave que necesitaba para impulsar sus empresas dedicadas a la comunicación. En la actualidad crece en desarrollo y audiencia”

Y en compromisos incumplidos, le ha faltado decir…

Álvaro Pérez, ‘El Bigotes‘,  responsable de Orange Market e imputado en la trama Gürtel, lleva tiempo intentando hacerse con el control de una televisión. Primero fue Canal Nou, hoy en boca de todos por la decisión de la Generalitat Valenciana de cerrarla.

De aquel cortijo televisivo del PP valenciano, ‘El Bigotes’ cobró al menos 21.400 euros por el telemaratón que el canal público organizó en 2008 para colaborar con enfermos de cáncer.  Un jugoso beneficio dado que en total se recaudaron 440.082 euros, aportados en su mayoría a través de las pequeñas donaciones de los telespectadores.

‘El Bigotes’ compensó contratos como estos con fabulosos regalos, como la Mini Bombardier que entregó a Pedro García Jimeno, exdirector de la Radio Televisión Valenciana, acusado de favorecer a ‘El Bigotes’ en el contrato de sonorización con motivo de la visita del Papa a Valencia en julio de 2006.

Cuando la historia entre ‘El Bigotes’ y Canal Nou terminó, fue cuando entró en escena el Grupo Intereconomía. Justo en el peor momento financiero del Grupo -meses de impagos a los trabajadores y deudas con extrabajadores-, ‘El Bigotes’ se incorporó a esta casa. Primero, como “asesor de imagen” de Agustín Bravo,  poco después de que éste estrenará nuevo programa en el canal. Desde entonces, Álvaro Pérez empezó a tener mucho más peso dentro de la unidad televisiva de Intereconomía, llegando a dirigir el programa de Bravo.

Ahora que el Grupo Intereconomía debe más de 6 nóminas a sus empleados y adeuda a extrabajadores finiquitos e indemnizaciones por valor de varios millones de euros, Álvaro Pérez se ha convertido en la mano derecha del actual CEO de Intereconomía, Luis Sans. Entre otras cosas, ambos diseñan los nuevos platós del canal en Pozuelo, unas obras que permanecen paralizadas por los impagos que Intereconomía también mantiene con proveedores como la empresa de arquitectura efímera encargada del proyecto.

La Plataforma de Afectados por los impagos del Grupo Intereconomía hemos querido constituirnos en asociación para poder defender mejor nuestros derechos, ante la total desaprensión mostrada por la empresa Intereconomía y todas sus subsidiarias, y la lentitud de la justicia.

La empresa, dirigida por Luis Sans Huecas y presidida por Julio Ariza Irigoyen, debe desde hace casi un año varios meses de salario (hasta siete en varios casos) e indemnizaciones por despido a decenas de trabajadores y ex trabajadores. Las demandas presentadas por impago no van a poder ser resueltas hasta mediados de 2014, o incluso 2015, fechas de los juicios de muchos de los demandantes.

¿Cómo hemos permitido los afectados llegar a esta situación? ¿Por qué no hemos alzado antes la voz? ¿Por qué no nos marchamos, o dejamos de trabajar? Los primeros meses, porque confiábamos en lo transitorio de la situación; en los siguientes, porque hemos sido engañados repetidamente (supuestos acuerdos, ventas de activos, etc) por el director de Recursos Humanos, Javier Vicente y el director Financiero, Juan Andrés Corrochano, entre otros. Además, creíamos que dando un tiempo prudencial a la empresa para poder recuperarse las posibilidades de cobrar serían mayores y ayudaríamos al mantenimiento de centenares de puestos de trabajo, entre ellos el nuestro

Todo eso cambió tras ver que la empresa de la que muchos de nosotros habíamos sido despedidos contrataba a otras personas para cubrir nuestros mismos puestos de trabajo. Consideramos que esto, además de ser ilegal, es inmoral.

Creemos que los gestores actuales, Julio Ariza y Luis Sans, están creando un entramado de empresas (ILMAD, Brotherhood, SP Media, entre otras) que podría estar sirviendo para ocultar estas y otras irregularidades, y tememos que esta situación acabe en el FOGASA, público, haciéndose cargo pagar nuestros salarios (una parte de ellos limitada legalmente) mientras los gestores siguen con su aventura empresarial.

Nos consta que Julio Ariza ha recibido ofertas económicas que habrían podido servir para sanear la situación de la empresa (Cadena Cope y Grupo Cisneros, entre otras), y que las ha rechazado porque perdía con ello el control de la empresa. Creemos intolerable que Ariza juegue a llevar a cabo estrategias empresariales personales con nuestro dinero y el de nuestras familias. Nos negamos a que se arrogue el derecho a realizar un “corralito” financiero sobre los trabajadores y ex trabajadores.

No disponemos de grandes recursos económicos para enfrentarnos a los bufetes de abogados de la empresa, por eso pedimos la iniciativa de tutela de las autoridades, tanto de la Inspección de Trabajo como de la Fiscalía. Tememos que esta situación pueda sentar un grave precedente de incumplimiento continuado de la legislación laboral y falta a los derechos más básico de las personas (como cobrar por los trabajos realizados), o en un alzamiento de bienes en el peor de los casos.

Queremos dar a conocer esta situación, para romper la Ley del Silencio que imperaba hasta ahora sobre este asunto, conocido y sufrido cada minuto de cada día sólo por los trabajadores y allegados.

Es por ello que hemos comenzado a difundir este asunto en los medios de comunicación y en las redes sociales. Creemos que con esto recuperaremos, sobre todo, la dignidad que la empresa ha tratado de robarnos con sus estratagemas y engaños continuados. Creemos que con la presión y el conocimiento público se verán obligados a pagarnos lo que nos deben.

Pensamos que un empresario no puede utilizar cualquier medio para mantener su empresa. Ha de mantenerse dentro de las posibilidades legales, dejar paso a otro mejor gestor. Creemos en la “destrucción creativa de la economía”, en el hecho de que los malos empresarios deben desaparecer del mercado para dejar libre el nicho que otros que gestionen mejor. Desearíamos que siguiera Intereconomía, una marca histórica de información económica que los delirios de los gestores actuales han llevado a la cuasi defunción. Pero, en todo caso, no queremos que siga sobre unos cimientos de ilegalidad, deudas con los trabajadores, y centenares de dramas familiares que incluyen depresiones, situaciones de necesidad, daños morales y severas pérdidas económicas.

Los ex trabajadores del Grupo de Comunicación acuden como un goteo desde hace meses a la sede del SMAC para intentar una conciliación con la empresa y cobrar lo que se les debe pero… Intereconomía no acude nunca a la cita.

Uno tras otro los ex trabajadores de Intereconomia acuden al Servicio de Mediación y Arbitraje (SMAC) con la intención de llegar a un acuerdo con la empresa para cobrar lo que se les debe (hasta 7 nóminas, finiquito e indemnización). Al llegar, no visualizan a ningún representante de la empresa y, cuando el funcionario avisa de que ha llegado la hora comprueban que no…que allí no ha acudido nadie a conciliar.

Ya en el interior, el/la letrado confirma: “No, no vienen nunca”. Ante estas reiteradas ausencias, el acto de conciliación se convierte en un mero trámite: “El acto se da por intentado, firme aquí, a partir de ahora demanda en el juzgado…etc”. A Intereconomia no le interesa conciliar, sólo en algunos casos muy concretos: trabajadores que al haber recibido pagarés sin fondos o al estar en posesión de información confidencial pueden llevar a cabo acciones judiciales más dolorosas que la meramente laboral. Y eso que la actividad de Intereconomia en el SMAC es frenética…Casi a diario algún despacho tiene algún expediente de conciliación de un trabajador del Grupo.

Entre tanto, los trabajadores que aún están en activo dentro de la empresa acaban de cobrar, con un año de retraso, la paga extraordinaria de diciembre de 2012, que estaba a punto de prescribir. En apenas tres días la deuda salarial alcanzará las 7 nóminas aunque el director financiero Juan Andrés Corrochano les ha dicho de viva voz a los empleados que a principios de noviembre cobrarán una nueva nómina. El objetivo, según parece, es evitar que se secunde una huelga indefinida en Radio Intereconomia.

Mientras Julio Ariza, presidente de Intereconomía, y Luis Sans, consejero Delegado, son las actuales cabezas visibles de un proyecto que subsiste sin remunerar a muchos de sus empleados, sin pagar sus deudas y sin abonar las indemnizaciones; detrás de ellos existe la sombra de una secretaria.

La de Ariza se llama Ana Roldan. Persona de máxima confianza del mandamás de Intereconomía, Roldan no solo es conocida por su influencia en las decisiones que se han tomado en el Grupo en los últimos años, sino porque su nombre aparece referenciado en algunas de las muchas sociedades que se han ido construyendo alrededor de la figura de Intereconomía. Ana Roldan Martín figura como administradora única de ANAROL Inversiones S.L, una sociedad constituida el 25 de octubre de 2005, con un capital de 3.000 euros y cuyo objeto social es “actuar como sociedad holding mediante la participación en el capital de entidades, residentes, no residentes en territorio español. Dirigiendo y gestionando dichas participaciones, así como la prestación de servicios de asesoramiento y apoyo a las entidades participadas por cuenta propia”.

 Según los compañeros de PR Noticias (quienes adelantaron esta información), en 2010 ANAROL Inversiones ingresó 25.695 euros con unos beneficios de 17.711 euros. Sus ventas en 2008 fueron de 25.695 euros, cifra que se repite en las partidas de 2009 y 2010 con dos céntimos de diferencia.

Desde PR Noticias también se asegura que Ana Roldán sería desde el año 2000 la apoderada de ‘El Periódico del Motor Sociedad Limitada’, por donde han pasado durante más de una década distintos administradores únicos: desde Diego Martínez Perán (que acompaña a Sans en el Consejo de otras sociedades), pasando por la hermana de Julio Ariza (Purificación de María Ariza Irigoyen) o Ángel Losa Ricote. Actualmente, el administrador único sería el propio Julio Ariza y según PR tendría un patrimonio neto que supera los 4,7 millones de euros, de los que más de 2,2 millones corresponderían a patrimonio inmobiliario. Sin embargo, el objetivo social de ‘El Periódico del Motor’ no era otro que “la producción, comercializacion y explotación de espacios publicitarios para su difusión en cualquier medio de comunicación y soporte temático”. Según PR Noticias, ‘El Periódico del Motor’ tuvo unos beneficios de 73.647 euros en 2011, momento en el que los retrasos e impagos comenzaron a ser habituales.

Pero no solo Ana Roldán es una secretaria con capacidad administrativa. Según el BOE, María José Ruiz Legido, una de las personas de confianza del actual CEO de Intereconomía y al tiempo secretaria del mismo, figura en varias empresas del entorno de Luis Sans. En concreto, es consejera de OCERETNI Corporación Industrial desde el 15 de junio de 2012 (registro 269292), cargo similar al que ostenta en TU VIDA FÁCIL SL desde el 25 de septiembre de 2012 (registro 408088), y administradora única de SENATOR-PROJECTS SL (registro 438754), sociedad que, como ya contamos en este blog, es de reciente creación para facturar la publicidad que actualmente se emite en Radio Intereconomía. Esta nueva sociedad ha sido creada en este mes de octubre y en el BOE este nombramiento data del pasado 14 de octubre.

El pasado 30 de Septiembre el CEO de Intereconomia Luis Sans envío una carta a una de sus tablas de salvación: los anunciantes de Radio Intereconomia (ver al final del texto)

En esta misiva (que pueden ver en este post) Sans explica a sus anunciantes que a partir de octubre una nueva empresa llamada SP MEDIA SENATOR-PROJECTS, S.L sería la que facturase la publicidad que actualmente se emite en Radio Intereconomía.

Esta nueva empresa, creada exclusivamente con este objetivo tan solo unos días antes, tiene su sede en un vivero de empresas situado en Torre Europa (Paseo de la Castellana 95), donde también están ubicadas otras sociedades como Brotherhood S.L, a través de la cual se han concretado algunas de las nuevas contrataciones. En esta nueva sociedad SP MEDIA SENATOR-PROJECTS, figura como administradora única María José Ruis Legido, a su vez secretaria de Luis Sans (ver enlace al BOE con el registro 834754)

En la carta que hoy publicamos figura además una cuenta bancaria del Deustche Bank a través de la cual realizarán los pagos a clientes. A comienzos de mes, esta cuenta registró un ingreso de 120.000 euros, de los que se retiraron inmediatamente 115.000, lo que confirmaría lo publicado por algunos medios en los últimos días: el embargo de las cuentas de Intereconomía por parte de la Seguridad Social estaba al caer.